Receta: flan de huevo al horno sin lactosa

¿Sabéis que el flan es mi postre preferido? Si, lo sé. Sólo es un flan. Pero yo podría tomar de postre flan todos los días y no me cansaría nunca. Normalmente lo hago en la olla a presión pero se me ha roto el molde y lo he hecho como lo hace mi madre al horno. Está de muerte!! El flan es un postre muy antiguo, los fenicios y los griegos ya se sentaban a la mesa a disfrutar de este increíble postre al que llamaban tyropatina. Ellos creían que los flanes tenían propiedades curativas para el hígado y los riñones, incluso era útil para incrementar la fertilidad. 
Fue a partir del siglo VII cuando este postre comenzó a llamarse flan, palabra que proviene del francés que significa torta plana y fue cuando empezó a popularizarse por todo el mundo. Ingredientes6 huevos750 ml de leche sin lactosa100 gr de azúcarCaramelo líquido Preparación Añadimos todos lo ingredientes en un bol y mezclamos. Ponemos el caramelo en el fondo del molde.Cogemos una fuente alta y la llenamos de agua, introducimos e…

Anécdotas: El caracol

Ya está aquí la sección más divertida del blog: ¡las anécdotas de Pupi! ¡Bravo! ¡Si! ¡Yuju! (Vale, ya paro) Pues veréis, estos días está lloviendo bastante y de camino al parque hay mucho caracoles y Pupi decidió coger un caracol chiquitín muy mono.

Ella iba supercontenta en su triciclo con su caracol, mirando el río y haciéndome saber que el río llevaba agua:

_ Mamáaaa, agua!

_ ¿Quieres agua?

_ ¡¡Agua!! (señalando el río)

_ Ah si, muy bien. Agua.

2 minutos después...

_ Mamáaaaa, ¡agua!

_ Si, el río lleva agua.

2 minuos más tarde
_ Mamáaaaaa...

_ Siiii, agua.

_ Mamáaaa aaaaaahhhhhh

_¿Qué pasa?

_ Ahhhh ahhhhhh Ahhhh (se señala la mano)

_ Ui, mira, el caracol se mueve

_ Ahhhh (Llorando)

_ Vale, ya te lo quito.

Durante varios días estuvo contando su gran aventura con el caracol que casi se la come a todo el mundo, una cosa así, más o menos: ahh guchidi col, eee col, bug jug ano, col, ahh (Todo esto señalando en su brazo el recorrido que hizo el caracol).

Y esto es todo amigos. He de confesar que en esta casa están prohibido los caracoles, ahora son malos, muy malos. ¿Cómo se les ocurre ponerse a pasearse por el brazo de Pupi así como así sin permiso? Esto no volverá a pasar. Ni un caracol más. Nunca más.





Comentarios