Entrevistamos a MamiRebelde

Hoy entrevistamos a Mami Rebelde, un blog sobre la maternidad en el que podemos encontrar posts con opiniones personales sobre diferentes temas relacionados con la crianza.

Si tuvieses que elegir el post más divertido de tu blog, ¿cuál sería?
Eres una madre rebelde

¿Nos cuentas un chiste?
- Mamá, mamá, en el colegio me insultan
- ¿Quiénes? 
- Los veganos 
- ¡¡Me cago en sus huertos!!

¿Cómo es un día normal? ¿Te levantas perfecta con una sonrisa y te preparas unas tostadas con aguacate y té cosechado ecológicamente o das más miedo que Hulk recién levantado?
Hulk huye de mí por las mañanas... 😜


Si te dijesen que eres inmortal y que ninguno de tus actos va a ser castigado, ¿qué sería lo primero que harías?
Pero seguiría teniendo mi conciencia, no? Jajaja, así que difícil, pero una noche loca con Jason  Momoa no estaría nada mal... 

Si tuvieras un superpoder, ¿cuál sería?
Teletransporte 

¿Cuál es la mayor guarrada que ha hecho alguno de tus hijos?
Coger el bote recién comprado de champú y también…

¡¡Cumpleaños!!

Hace unos días Pupi cumplió 2 añitos y nos hacía mucha ilusión preparar la fiesta, hacer la tarta, decorar la casa... Y decidimos hacerla temática. Marido y yo empezamos a desvariar un poco y al final decidimos que el tema sería: CERDITOS!!


 En la fiesta solo íbamos a estar nosotros y los abuelos (que viven a kms), así que decidimos enviarles unas invitaciones, y como no, en forma de ¡cerdito!

Pusimos en la parte de arriba una foto de los abuelos con Pupi y debajo la invitación.


Los siguientes días fuimos preparando más cositas. Compramos platos, vasos y pajitas rosas y los decoramos.
A las pajitas le pegamos un dibujito de un cerdito.

A los platos le pusimos unas orejitas y a los vasos le dibujamos un hocico en la base.


La tarta decidimos hacerla de chocolate, rellena de nata, y decorarla con fondant. Como este año teníamos un presupuesto ajustado y el fondant es bastante caro, decidimos comprar fondant blanco del mercadona (que es bastantes más barato que le de las tiendas especializadas) y colorantes, pero el resultado no fue el que esperábamos. Queríamos un verde prado, y nos quedó un verde tristón. Para las vallas queríamos un marrón fuerte y nos quedó un marroncillo clarito raro. El único color que nos quedó bien fue el rosa de los cerditos. Algo es algo.

Por cierto, con la calidad del fondant, nada que decir, excelente, tanto para hacer las figuritas como para cubrir la tarta. Nada que envidiar a los fondants que cuestan el doble. Una pena que de los colorantes no podamos decir lo mismo.

Aquí está la tarta:


También hinchamos muchos, pero muchos, muchos globos y los pusimos por todo el salón. A algunos globos le pusimos orejas y hocico y los colgamos de techo. 

Queríamos ver la cara de sorpresa de Pupi al ver todo el salón lleno de globos, así que mientras preparábamos todas las cosas, mi madre se llevo a Pupi al parque.

Estábamos todos listos para grabar su cara de sorpresa pero ella abrió la puerta, entró, y vino corriendo a darnos un abrazo a mi y a su padre; sin darse cuenta de que había muchos globos. Unos minutos después descubrió un globo en el techo y nos dice: alaaa un globo!! 

Después vio que había globos por todas partes y empezó a tirar de los lazos para tirarlos al suelo y se lo pasó bomba.

Para comer pusimos unas croquetas de jamón y de espinacas que hicimos nosotras unos días antes, unas minipizzas, patatas fritas, gusanitos, aceitunas, frutos secos y unas galletas de mantequilla de cerdito (a las que no saqué foto) que hicimos el día anterior. 

Moraleja: no compréis regalos, comprad globos, muchos globos.

El año que viene más y mejor.




Comentarios